jueves, 9 de septiembre de 2010

A nuestros recordados banglas

Carta a la reina
A Sarkozy la Eurocámara se la refanfinfla. Trata de justificar lo injustificable con las deportaciones colectivas de unos ciudadanos europeos, mayoritariamente gitanos rumanesos que ejerciendo su derecho de libre circulación en una UE transfronteriza, han cometido el terrible mal de vivir en campamentos de miseria a extramuros, enseñar la cara real , injusta y amarga de grupos humanos que por identidad y tradición ancestral, por realidad socioeconómica, por nivel de mocos por encima de la media fría europea, molesta. Ante ello, siguiendo el no tan lejano precedente de Berlusconi, limpieza de los marginales y diferentes y seguir su plan sin el aval de la izquierda, ecologistas y liberales. Su neoconservadurismo puro y duro derrotado en el juego democrático y a falta de que sea la sociedad civil consciente la que le demuestre su hacer xenófobo. Y este es el camino iniciado con las manifestaciones en muchas ciudades europeas este pasado fin de semana, para vergüenza de los herederos de la “igualdad, libertad y fraternidad” revolucionario, claro entonces.
Haya sido la ONU, la curia vaticana, los estamentos UE, el bajito Presidente de tacones amañados sigue intentando vendernos la moto, en una Europa en la que “algunos”, no pueden gozar de sus derechos y ayudarles para que ejerzan sus obligaciones. Todos no son ladrones delincuentes, mira por donde se salvan los del “taco, la minoría romaní que goza de buena salud y acumulo de moneda, y si tienen los ojos azules y escasos vestigios indostaníes, igual se les acepta por desapercibidos y potenciales afrancesados. ¡Qué cinismo, hipocresía y falta de ver al diferente, ver a tu prójimo, también a imagen de ese injusto, inaccesible o bondadoso selectivo dios permisible!.
Sus medidas tiene eco y este se ha escuchar y hacer presente. EL PP catalán va a centrar en la campaña hacia la Generalitat de este 28 de Noviembre, el discurso del miedo, la inseguridad y los “problemas” de la inmigración, discurso que cala en la ciudadanía por sus mensajes directos , simplistas y populistas, huyendo así de toda confrontación ideológica ,de los valores y de otra realidad que interesa esconder. No harán idea fuerza el reconocer que España, que el Estado, las arcas de la caja grande, aún en crisis, se va manteniendo fundamentalmente por lo aportado y cotizado por estos “extranjeros.
El trasfondo xenófobo y racista ya no está a la vuelta de la esquina, se lanza a los cuatro vientos como proclama proteccionista y “cuidado con el invasor”, repartiendo y no por solidaridad las migajas, para salir en la foto y allanar el viaje hacia la Gloria, salvaconducto de falsa moral . Esperemos acontecimientos que demostrarán que esto no es falacia ni albondiguillas de ligereza pues algunos tenemos la suerte de haber conocido el percal de primera mano, intransigencia, cobardía y falta de humanidad, en falsos demócratas azulados de la Baetulo badaloní.
Y de nuestros “banglas” que decir. Personas que llevaban casi cinco años “arraigados” en esta tierra desaparecen de nuestra vidas, del trato afable y sincero preguntándose uno ¿no tenían derecho ni a poder acabar su mes de ayuno y sagrado?. ¿Tan urgente y necesario era el estilo Sarkossi a la española?. Comparto pues la desazón con otros opinadores sintiéndome copartícipe de ese incierto destino a los que recordaremos y bueno es expresarlo para que se enteren los fríos aplicadores de ilegalidades estrechas y antiéticas. Lo mejor para ellos.
Que si Galeano, Don Eduardo, mi admirado uruguayo. Que los pecados capitales de esta sociedad actual, son el racismo amnésico, la tradición machista dominante, la intolerancia al diferente, el desprecio al trabajo por frustrados comodones, la mentira, el mundo que mata buscando la paz a través de las armas y fabricando “hambre física y sed de justicia universal”, que el mundo sigue fabricando enemigos a través del miedo por lo que entiendo cada vez más el porqué las democracias, incluida la nuestra, tiene miedo a recordar ante tanto desmemoriado, que las armas tienen miedo a la falta de guerras, que la solidaridad es igualdad y la caridad un riesgo. ¡Qué grande eres hermano!, admitiendo tu sabia ironía en este mundo de mediocres y tanto meapilas instalado. Sigue alimentándonos la no utopía por realidad, de sentirnos diferentes, alternativos e impulsores del debate para impacientes y superriciales.
¿ Se puede enjuiciar sin juicio propio ?. Parece ser que si en lo que amigo Palazón, me apuntó a reforzar tu canto a que “esto es una mierda, grande, grande”. Hay que seguir luchando compañeros...
Pedro Gallardo
Ciudadano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos