jueves, 22 de noviembre de 2012

Profesionales del INGESA se forman en cómo prevenir situaciones de agresividad en centros sanitarios

La parte teórica ha sido impartida por Ana Soledad Acosta Moya, directora del centro penitenciario Castellón II
20121112_Acosta_7481

Desde el pasado 12 de noviembre y hasta el 3 de diciembre se está desarrollando en el Hospital Comarcal el curso “Prevención de agresiones en centros sanitarios” organizado por la Gerencia de Atención Sanitaria de Melilla, del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), y que está financiado con fondos del Instituto Nacional de Administraciones Públicas.
Este curso, que afronta este año su tercera edición, además de estar comprendido en la formación permanente de los profesionales sanitarios, corresponde a la estrategias definidas desde la Dirección Territorial del INGESA para evitar o paliar las situaciones conflictivas en los centros sanitarios que pudieran derivar en violencia.
La ejecución del citado curso la efectúa la empresa melillense Grupo G8 Outsourcing, S.L. que agrupa a profesionales con amplia experiencia en servicios de formación, tanto en organismos públicos como privados. Entre ellos, ha tomado parte como profesora en las primeras sesiones Ana Soledad Acosta Moya, psicóloga de Instituciones Penitenciarias, directora del Centro Penitenciario “Castellón II”, quien estuvo destinada en Melilla como directora del centro de esta ciudad desde 2001 hasta finales del 2005.
Acosta ha impartido la parte teórica del curso, “planteando las bases para después realizar los talleres prácticos” y su participación ha consistido en el desarrollo en cuatro sesiones de tres temas fundamentales: Por una parte ha expuesto el contexto de conducta violenta en el medio hospitalario para pasar después a analizar las estrategias de comunicación y, por último, en el transcurso de la sesión, se han planteado posibles situaciones de conflictividad, en el caso de que éstas se manifiesten, y el modo de cómo afrontarlas.
Estuvimos conversando con Acosta al término de sus intervenciones.
P.- ¿Qué han tratado de la conducta violenta en el medio hospitalario?
En la  primera sesión lo que hemos hecho es conocer las distintas modalidades de agresiones que se pueden producir, analizar las causas por las cuales esas agresiones pueden llegar a darse y, más tarde, hemos visto cómo poder prevenirlas. Nos hemos metido a fondo en ver como esas agresiones pueden ser prevenidas desde el punto de vista de la organización y de la perspectiva del profesional. 
P.- ¿Se ha dado comunicación entre ponente y alumnado?.
Sí, tras mi exposición teórica, los alumnos han tenido la posibilidad de intervenir. De hecho, ha sido una actividad muy participativa. Se han comentado las experiencias y se ha puesto en común las dificultades con las que se encuentran los profesionales día a día.
P.- ¿Por qué las estrategias de comunicación en dos sesiones? ¿es un tema más complicado?
Sí, lo que hemos hecho es analizar de manera  detallada el estilo de interacción que tiene el profesional con respecto al paciente. Hemos analizado a fondo la relación sanitario-paciente y eso supone entrar en conceptos como la afectividad, de la manera de cómo se relaciona el sanitario con su paciente. Supone hablar de la comunicación verbal, no verbal… Es la sesión  que más tiempo nos ha llevado porque, además, es la ocasión  en la que hemos podido tener la posibilidad de hacer prácticas, de entrar en su día a día y por eso ha sido por eso la más extensa.
P.- ¿Tienen alguna particularidad estas situaciones en Melilla?
No, lo que se ha visto fundamentalmente es que la situación en que se encuentra el paciente, sus familiares y allegados, lógicamente, es de tensión. Entonces, lo que hemos intentado es recordar algo que, por otra parte, los profesionales sanitarios lo hacen día a día. Es decir, yo he podido comprobar su profesionalidad y que la atención que se presta al paciente es buena. Hemos reflexionado un poco más sobre la dificultad tan grande que están sufriendo los pacientes, por esos momentos por los que atraviesan los que tienen que ser, en un momento dado, usuarios de un hospital por las razones que fueran.
P.- ¿Han tratado el trato con el usuario marroquí con dificultades con el castellano? ¿tienen alguna particularidad en concreto?
Hemos analizado que uno de los aspectos a tener en cuenta en la relación sanitario-paciente es la diferencia cultural. Las diferencias culturales hay que tenerlas en cuenta en cualquier interacción y también en este caso las hemos estudiado y las hemos estado trabajando.
No tienen particularidad alguna, sólo que hay que tenerlas en cuenta, hay que considerarlas nada más.
P.- En la última sesión han tratado las situaciones de conflicto, ¿con casos prácticos?
En esta sesión hemos planteado la carga emocional que, como hemos comentado, tiene el usuario del hospital, sea cual sea el área, suponiendo que se produzca esa situación de conflictividad y se pueda llegar a dar el caso. A aparecer, a sufrir una agresión, en ese caso lo que hemos visto es cómo tiene que reaccionar el profesional para intentar que esa situación se calme lo antes posible y qué medidas hay que adoptar en el caso de que se llegue al momento más delicado.
P.- ¿Cuál es la situación del centro hospitalario de Melilla en cuanto a agresiones?
Son profesionales que realizan un buen trabajo, con una alta profesionalidad. He podido comprobar que es un grupo que, además, desarrolla su trabajo en áreas complicadas ya que hay personas que trabajan en urgencias, que gestionan salas de espera y… lógicamente, la carga de trabajo en este hospital es grande como puede ser la de otro hospital. No hay nada más que eso, un número grande de usuarios y hay que gestionar esa dificultad.
P.- ¿Cuál es el camino para solventar las situaciones de agresividad?.
20121122_curso_7455
Yo les he comentado la importancia  y la validez que tienen los cursos de formación porque hemos estado viendo en estos días que ésta permite reflexionar sobre cómo hay que hacer el trabajo, algo que el día a día no permite hacer. La formación es la mejor forma de prevenir. Ocupar unos días a pararte a pensar en tu trabajo, sobre cómo mejorarlo y hacer un balance de lo que estás haciendo bien… Sin duda, es la mejor manera de prevenir.
También hemos hablado de organizar su vida laboral y particular, que sean capaces de compatibilizar ambas, de conseguir no llevarse a casa la carga del trabajo. En eso hemos estado trabajando.
El curso
En el curso de “Prevención de agresiones en centros sanitarios” participan cuarenta profesionales sanitarios durante 30 horas que se realizan en siete jornadas.
Tiene como objetivo que los participantes desarrollen habilidades y técnicas para prevenir y afrontar con mayores garantías de éxito las situaciones conflictivas en las relaciones con los usuarios con las que se relacionan por razón de trabajo.
Los contenidos tratados son:
  • Concepto de comunicación: estilos de comunicación y manejo de la conducta agresiva en usuarios
  • Prevención de un posible conflicto interpersonal
  • Identificación de los indicadores de riesgo de la conducta agresiva en usuarios
  • Habilidades sociales para reducir un posible conflicto con los usuarios.
  • El manejo de la hostilidad
  • Preparación de situaciones conflictivas
e CommonCreative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creativs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos