miércoles, 13 de mayo de 2015

La Unidad Docente de Mir del Ingesa en Melilla se consolida


Finaliza la III Promoción de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria
Ghazi_02
 izquierda el doctor Karim Ghazi y a la derecha el doctor Carlos Martínez, uno de los MIR que terminan este año

Melilla, a  13  de  mayo   de  2015.  El próximo  viernes  se  celebra  el  acto  de  clausura de la 3ª Promoción de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en el salón de actos del Hospital Comarcal de Melilla. Así se pone punto y final al actual curso  de  la  formación especializada en el Área de Salud.

La Unidad Docente de los Médicos Interno Residentes (MIR) de esta especialidad, que coordina desde sus inicios como jefe de Estudios el doctor Karim Ghazi El Hamouti, funciona desde 2009. El doctor Ghazi recuerda que el primer objetivo fue crear una infraestructura que “funcionara por sí sola, con un marco legal”, donde los residentes pudieran formarse de manera completa tanto “a nivel de prácticas como a nivel de investigación y docencia” con una formación continuada.

Con la perspectiva de estos años, Ghazi cree que “los objetivos se están cumpliendo”. En este sentido, a modo de ejemplo, destaca las cinco comunicaciones que se han presentado en congresos nacionales, así como las seis participaciones entre ensayos clínicos y estudios a nivel nacional, o los veinticinco trabajo de investigación (popsters) que los MIR de Melilla han defendido en diferentes congresos, siempre coordinados y en colaboración con diferentes especialistas del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA). Asimismo, se han efectuado catorce publicaciones en revistas científicas.

En estos años se ha consolidado la Unidad Docente al cubrir, desde la segunda promoción hasta el próximo curso las plazas que se ofertan. Además, en la actualidad está en desarrollo la culminación de un programa de calidad, que abarque todos los centros de salud y el hospital, en el que se detallen los criterios mínimos para ser tutor de MIR y para acreditar las sesiones clínicas que se realicen en los centros de salud y en el hospital. En definitiva, “para que haya un seguimiento continuo de que funcionan los pilares de formación”, explica Ghazi.

El responsable de la Unidad Docente se muestra satisfecho del nivel obtenido y señala que una muestra es la aceptación que tienen las plazas ofertadas que se cubren con médicos residentes que no son de Melilla porque quienes realizan la especialidad sirven como altavoz, “es lo que decían los propios residentes, se hace investigación, se aprende mucho…”.

En la actualidad, son tres las plazas de residentes por promoción, aunque hay un proyecto para aumentar una plaza más de residente de ginecología, con vistas a la puesta en marcha del Hospital Universitario. También existe, lógicamente, la intención de abarcar más residentes de otras especialidades, coincidiendo, además, con un modelo de MIR distinto al que hay ahora, que entrará próximamente en vigor a nivel nacional.

Otros punto que se tratará en un futuro próximo es el libro del residente: el programa de formación que, según el doctor Ghazi, habría que adecuar a la ciudad y a sus circunstancias ya que, aunque existen protocolos y guías en la medicina moderna, éstos se han elaborado a través de estudios concretos, en regiones concretas, que a veces, no coinciden con la realidad del paciente local. Hay casos que no se presentan como en las guías: el paciente no cuenta bien los síntomas, los síntomas no se presentan como están descritos. “Esa incertidumbre siempre acompaña al médico”, asegura. No obstante, el médico de familia tiene a favor el tiempo, que le posibilita seguir la evolución de la enfermedad, conocer las circunstancias del paciente…lo que “permite bajar el nivel de incertidumbre”. “Es muy importante que el paciente se sienta a gusto con su médico”, concluye Ghazi.

El futuro inmediato

El futuro pasa por terminar de consolidar el proyecto y ampliarlo con el número de residentes y que INGESA acredite sus propios cursos, tema que ya se está gestionando desde la última visita que realizó a la ciudad el director de este instituto, José Julián Díaz Melguizo. Hasta ahora la acreditación de los cursos se realizaba en el Ministerio de Sanidad que, recientemente, delegó esta competencia en las Comunidades Autónomas. Por tanto, ahora queda conocer cómo se resuelve este tema en la Ciudad Autónoma.

Por otro lado, a partir del Plan Bolonia, los alumnos de sexto de medicina, en concreto de la Universidad de Granada, pueden completar su formación en la ciudad, lo que ha conllevado a que se diseñe un nuevo proyecto que puede tomar nombre en la Unidad de Gestión del Conocimiento en el Área de Salud, que abarcaría todo lo concerniente a la formación, con un centro de documentación, investigación y un coordinador que se dedicaría a la búsqueda de financiación tanto pública como privada.

e CommonCreative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creativs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos