jueves, 14 de marzo de 2013

Nueva embestida marroquí contra el mediador de la ONU en el Sáhara

Por:  13 de marzo de 2013
La prensa de Marruecos arremete contra el diplomático Christopher Ross por haber visto en Nueva York el documental de Javier Bardem sobre el conflicto
Christopher Ross, el enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, está pagando un alto precio por haber asistido, en la sede de la organización, a la proyección del documental Hijos de las nubes sobre el conflicto del Sáhara Occidental y a una discusión sobre su contenido.
Ross
El acto, que se desarrolló el jueves 7 de marzo, había sido organizado por las misiones de África del Sur, Mozambique y Zimbabue ante la ONU. Antes de la proyección se celebró un debate con la participación de Aminatú Haidar, independentista saharaui, de Kerry Kennedy, presidenta del Centro Robert Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos, y del actor español Javier Bardem que costeó el documental dirigido por Álvaro Longoria.

   El diplomático estadounidense vio “Hijos de las nubes” y escuchó la discusión en la que saharauis favorables a las tesis de Marruecos sobre el Sáhara, como la diputada Amina Maalainin, llevaron la voz cantante. Reprocharon, entre otras cosas, a Bardem no haber recogido su opinión en el documental. El actor les respondió que no recibió respuesta alguna de Rabat cuando pidió recabar la versión marroquí sobre el conflicto que perdura 38 años después de que España se retirase de su última colonia.
   Su presencia en el acto le ha valido a Ross una salva de ataques por parte de numerosos medios de comunicación prensa marroquíes. “Ross transgrede el principio de neutralidad acudiendo a un acto de propaganda del Polisario”, tituló, por ejemplo, el lunes 11 en portada el diario As Sabah de Casablanca. “Ross vuelve a las andadas”, insiste Libération.
   La web informativa LeMag se inventa incluso una frase que atribuye a Ross: “Es lamentable que Marruecos rechace el referéndum en el Sáhara”. Testigos presenciales aseguran, sin embargo, que Ross no habló más que para saludar a los asistentes. Permaneció en silencio entre el público y escuchó atentamente también a los que defendieron el carácter marroquí del Sáhara. Cuando, en noviembre, Ross efectuó una gira por el Magreb, las autoridades marroquíes le permitieron reunirse en El Aaiún con activistas saharauis. ¿Se puede entrevistar con ellos en El Aaiún, pero no puede escucharles en Nueva York?
   El Gobierno marroquí no ha arremetido esta vez contra Ross. Sí lo hizo en mayo pasado cuando rechazó la mediación de Ross porque era “desequilibrada” y “parcial”. Hasta el ministro español de Exteriores, de José Manuel García-Margallo, se mostró, en junio pasado en Rabat, criticó con Ross. Dos meses después el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó por teléfono al Rey Mohamed VI y Marruecos rectificó. A regañadientes aceptó de nuevo la mediación de Ross, pero no pierde ocasión de atizarle.
e CommonCreative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creativs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos