martes, 11 de diciembre de 2012

Los "guiñoles" arrasan en Marruecos aunque ninguna marioneta encarna al rey


Por:  10 de diciembre de 2012

El programa satírico se elabora y se emite desde Túnez, pero en él aparece gran parte de la clase política del Magreb. El muñeco del primer ministro marroquí es uno de sus protagonistas.

François Hollande, el presidente de Francia, llama a Abdelila Benkiran, el jefe del Gobierno marroquí. Quiere saber cómo se desarrolla la estancia del exdirector del Fondo Monetario Internacional el libertino Dominique Strauss-Kahn, en Marrakech, donde posee un palacete en el zoco. Benkiran le responde que no se preocupe porque su Gobierno ha evacuado a todas las mujeres de la ciudad. Y entonces, de Tánger a Agadir, cientos de miles de telespectadores se ríen a carcajadas.

Benkiran-pantallazo















 Desde principios del otoño la célebre emisión televisiva francesa Les guignols de l’info, que durante 13 años (1995-2008) fue adaptada en España por Canal+ y Cuatro con el título Las noticias del guiñol, dispone de una versión para el Magrebcon un apartado para Marruecos. Arrasa en la pequeña pantalla y en la web. “Es un soplo de aire fresco, de una nueva cultura política en un mundillo político anquilosado”, comenta Hossein Majdoubi, periodista marroquí afincado en España.
   Aunque tienen vocación regional los guiñoles han nacido en Túnez, el país donde arrancó la “primavera árabe” en diciembre de 2010. Los emite a diario Nessma, un canal de televisión privado mientras que en Argelia y en Marruecos todas las televisiones son públicas. Por Nessma desfilaron primero los muñecos con los que se burlan de toda la clase política tunecina, empezando por el jefe del Estado, Moncef Marzouki. Después la emprendieron con la argelina, pero con Marruecos han sido más prudentes.
   Benkiran, el islamista que dirige el Gobierno de Rabat, está omnipresente en la serie, pero, en cambio, ningún muñeco encarna al rey Mohamed VI ni a nadie de la familia real. “Los artistas tunecinos se han impuesto la misma censura que impera en Marruecos”, se lamenta Majdoubi. “Nuestras líneas rojas se exportan”, constata el semanario Tel Quel de Casablanca. En Marruecos está prohibido caricaturizar al monarca ni a nadie de su familia. Por haber publicado una viñeta del príncipe Moulay Ismael, primo del soberano alauí, el diario Akhbar al Youm fue cerrado unos días y su director y el dibujante procesados aunque ninguno ingresó en prisión.
   El muñecote que encarna a Benkiran deja, sin embargo, caer que, pese a la nueva Constitución marroquí, el verdadero poder está en el palacio real. Cuando la marioneta del presentador pregunta a Benkiran quién ha nombrado al nuevo seleccionador, Rachid Taoussi, del equipo nacional de fútbol de Marruecos, en sustitución del belga Eric Gerets, el jefe del Gobierno contesta: “Contacté con el ministro de Deportes, qué contactó con la Federación Real Marroquí de Fútbol, que contactó con el gabinete real”.
   A principios de este mes los artistas del canal Nessma se han vuelto más audaces. Han colocado ante las cámaras el muñeco de un consejero real, Fouad Ali el Himma, que es además el gran amigo de Mohamed VI con el que estudió en el colegio real. Se expresa con su acento de Marraquech, la provincia de la que es originario, que imitan a la perfección los creadores del guiñol.
   Benkiran, blanco de las mayores sátiras, ha encajado bien el nuevo género televisivo. “Pido a Alá que todos nuestros días transcurran con alegría”, declaró poco después de ver las primeras emisiones. “Diré a esos artistas que si sus intenciones son buenas y solo pretenden hacer reír a la gente, [su emisión] no me supone un problema”, añadió. “Les perdono”.
   La emisión no ha sido criticada por los medios oficiales marroquíes, pero sí por algunos internautas. “No estoy en contra de los guiñoles, pero me hubiese gustado que fueran marroquíes, del interior o residentes en el extranjero, los que los crearan y no los tunecinos”, escribió un telespectador, cuando se estrenó la emisión, en Hespress, la web informativa más seguida en Marruecos que se elabora y cuyo servidor están en Canadá para librarse de las presiones.
e CommonCreative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creativs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos