miércoles, 18 de diciembre de 2013

HASTA SIEMPRE, GERARDO

     Ayer se nos fue para siempre Gerardo Fernández. Te aseguro, amigo, que, como siempre ha ocurrido, desde ahora no solo vas a tener un sitio , más que merecido en nuestros corazones, sino que tendrás el lugar de honor que te corresponde, como uno de los miembros que más ha trabajado, desde tu ingreso, en esta APDM, que, no te quepa duda, va a echarte, y mucho, de menos.
De siempre se ha dicho que muchas de las malas noticias llegan en los albores de las Navidades. Después, cuando los bombos marcan el destino, hay otra serie de personas, siempre los menos, que rebosan de alegría. No va a ser este nuestro caso, por mucho que diosa fortuna se empeñara en  estar a nuestro lado. Nunca lo será mientras haya personas como tú, que nos dejan. Y que al propio tiempo dejan un hueco, sino imposible, sí muy difícil de llenar. Y de olvidar.
Te has ido de una forma silenciosa. Muy distinta a la que siempre, en tu largo quehacer profesional, habías evidenciado. La voz del Gerardo, del Tito, de siempre no volverá a oirse en los micrófonos de la hermana Onda Cero Radio. No habrá dirigentes de clubes, o de federaciones, a los que les chirríen las meninges cada vez que se les decía por las claras ( en eso eras un maestro ), cosas que no les gustaba oir. Pero, al propio tiempo que te has ido en silencio, esas palabras, en ocasiones más que sentidas, que siempre tenías para quien te pedía un consejo, seguirán resonando.
No puedo olvidar algunas de las tertulias que hemos compartido, especialmente las de Televisión Melilla, bajo la atenta, y en ocasiones incrédula, mirada de nuestro compañero Antonio García. Son tertulias que seguirán estando muy vivas, como lo estará tu recuerdo, en muchas ocasiones.
Anoche, fuiste nuestro ángel de la guarda en el torneo solidario que disputamos a favor de los más necesitados estas Navidades, que para todos nosotros, tus amigos y compañeros, no lo serán tanto. No importa el resultado. Lo verdaderamente importante es que tu estuviste entre nosotros. Te sentaste en ese lugar que a partir de ahora siempre te tendremos reservado.
Y allá donde estés, acuérdate de quienes aquí quedamos ( no sabemos por cuanto tiempo), pero que hacemos votos al Altísimo, porque a tu mujer Mari Angeles, a tu hija, y a todos los que de verdad te queríamos, nos conceda la resignación necesaria para saber llevar, con la mayor las dignidades, este trance tan doloroso como irreparable.
Tu siempre amigo

                                              Avelino Gutiérrez

                                              Presidente de la APDM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinion, todos los comentarios seran publicados siempre que se atengan a unas normas basicas de respeto.

El informal de Fran no se hace responsable de los comentarios expresados en este post.

Correo de contacto, Escríbenos